El miércoles pasado proyectamos la película número 30 del ciclo: “Cetaceos”, ópera prima de Florencia Percia.

La construcción del guión le llevó alrededor de 4 años hasta que sintió que estaba listo para ser rodado. Dicho guión maneja un humor muy sutil y la transformación interna de la protagonista se va desarrollando en pequeñas pero contundentes acciones. No era sencillo detectar a primera vista que esta comedia podía plantear sus propias reglas y funcionar tan bien.

38405203_1874950745933206_852568149470478336_o

En su búsqueda de montajista, la directora tuvo una devolución interesante de Andrés Quaranta y esto hizo que decidiera que él se incorporara al proyecto.

Ni bien se terminó el rodaje, Andrés trabajó solo 3 semanas llevando a cabo el primer armado. Florencia no participó de este proceso, ya que fue una decisión de Andrés.
Cuando finalmente pudieron ver el primer armado, Florencia supo que el había interpretado muy bien lo que quería narrar, así que con un armado de 1 hora y 40 minutos, trabajaron alrededor de 3 semanas más para llegar al corte final pero sin realizar cambios sustanciales.

Realizaron 4 proyecciones, ajustaron ciertos tiempos hasta que llegaron a lo que es esta profunda, íntima y femenina mirada sobre la mujer de clase media hoy en Argentina.